.

De verdad, mato al gato...